Dios Padre – “Tengan miedo de Mi Ira, pero ámenme – Si ustedes aman a alguien con un corazón sincero, intentarán agradarlo”

Los Ministerios del Amor Santo
https://amorsanto.squarespace.com

22 de Noviembre del 2019
Mensaje Público

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice: “Hijos, estos tiempos son peligrosos para quienes quieren perseverar en la fe. La verdad es atacada en todos los frentes y el pecado casi nunca se considera. Esto es el mal fruto de no amarme lo suficiente. Las almas, en estos tiempos, aman y respetan su propia voluntad más que a Mí. Por esa razón no tienen paz en el mundo.”

“Ustedes pueden hacer intentos decididos en las negociaciones de paz, pero si Yo no formo parte de esas negociaciones, van a fracasar. Las promesas no se cumplen ni se respetan en los corazones que no abrazan el Amor Santo. Esta también es la razón por la que fracasan tantos matrimonios.”

“Tengan miedo de Mi Ira, pero ámenme. Si ustedes aman a alguien con un corazón sincero, intentarán agradarlo. Tendrán la más alta consideración por sus deseos. Yo hablo aquí hoy para llamar a las almas a que regresen a Mis Brazos y se alejen de tanto amor propio desordenado. Tan sólo esto detendría al mundo de una colisión con el desastre.”

Lean Judas 17-23
En cuanto a ustedes, queridos míos, acuérdense de lo que predijeron los Apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Ellos les decían: “En los últimos tiempos habrá gente que se burlará de todo y vivirá de acuerdo con sus pasiones impías”. Estos son los que provocan divisiones, hombres sensuales que no poseen el Espíritu. Pero ustedes, queridos míos, edifíquense a sí mismos sobre el fundamento de su fe santísima, orando en el Espíritu Santo. Manténganse en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para la Vida eterna. Traten de convencer a los que tienen dudas, y sálvenlos librándolos del fuego. En cuanto a los demás, tengan piedad de ellos, pero con cuidado, aborreciendo hasta la túnica contaminada por su cuerpo.